top of page

El autor

Vale, pero ¿quién es ese alguien? ¿qué sabemos del tipo que escribió este libro?


En primer lugar, es bueno saber que en el libro de la Sabiduría apenas si aparecen nombres propios. Es más, el único nombre propio que aparece es “Mar Rojo”, y sólo aparece en dos ocasiones, exactamente donde tiene que aparecer para marcar el principio y el final de una parte del libro. Todo en su sitio.


Así que no aparece ningún nombre propio de persona. El libro no nos dice quién es su autor. Bueno, o sí.


Es verdad que el autor en el libro se nos presenta, sin su nombre, y nos cuenta parte de su vida. Y por eso que nos cuenta sobre su vida está claro que hacer referencia a Salomón, el hijo de David, el rey de Israel.


Entonces el libro se presenta a sí mismo como escrito por el rey Salomón. Esto es lo que ha hecho que tradicionalmente este libro se llama “Sabiduría de Salomón”. Así lo encontramos en las ediciones antiguas de la Biblia.


Entonces ¿lo escribió Salomón? Pues no, entre otras cosas porque el idioma en que está escrito el libro no existía así en época de Salomón. Y es verdad que el rey era muy sabio, pero escribir en un idioma que todavía no existe parece raro. Entonces la Biblia nos engaña, nos dice que es Salomón y resulta que no es Salomón el que lo ha escrito.


No, en esto tenemos que hacer un esfuerzo para dejar de pensar como unos señores del siglo XXI y tratar de pensar como aquella gente de entonces. Era algo muy normal escribir un texto y poner como autor de él un señor bien conocido por todos, eso le daba autoridad a la obra. Esto no es mentir. Y si nos lo parece el fallo está en nosotros por no conseguir entender el modo de pensar de esta gente. Y ese esfuerzo lo tenemos que hacer para entender lo mejor posible el texto.


Entonces volvemos a la misma pregunta del principio todavía, ¿quién es ese alguien? Pues viendo los datos que nos da el mismo libro tenemos que decir que es un señor judío, pero que muy judío, enamorado de su pueblo, de su historia, de sus Escrituras y sobre todo de su Dios, que tan bien los ha tratado a lo largo de la historia.


Un judío que tiene el griego como lengua materna, así que suponemos que es un judío que vive fuera de la tierra de Israel, un judío de la diáspora, se suele decir. Culto, muy culto, conocedor de toda la sabiduría de Israel, pero también conocedor del pensamiento de la época. Conoce la literatura, la filosofía y los modos con que argumentan los hombres sabios de su época.


Todo esto, entre otras cosas, ha llevado a los estudiosos a pensar que el lugar donde se escribió el libro pueda ser la ciudad egipcia de Alejandría. Una ciudad, en esa época, romana, muy romana, pero al mismo tiempo llena de la cultura griega y de todas las corrientes de pensamiento que llegan desde el oriente. Una ciudad famosa por su deseo de conocer, por su biblioteca. Y al mismo tiempo una ciudad en la que viven un buen número de judíos desde hace siglos.


Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page