top of page

Señor mío y Dios mío

Tomás se reprocha su propia credulidad y siente terror ante la posibilidad de equivocarse tras la crucifixión. Cuando Jesús se aparece a los Doce, se dirige personalmente a él. “Señor mío y Dios mío”.


Hoy te proponemos comenzar por visualizar este primer video, y después nuestra reflexión habitual.



Reflexión para hoy.



Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page