top of page

La actividad de la Sabiduría

(Sb 7,27-8,1)

 

Ahora viene la consecuencia, ¿qué es lo que hace? Aunque ya hemos visto consecuencias de la actividad de la Sabiduría, y también de su falta de actividad, ahora toca explicarlo, aunque sea de modo muy breve. Léelo en un momento, son sólo cuatro versículos.

 

Aun siendo una sola, todo lo puede;

 sin salir de sí misma, todo lo renueva

 y, entrando en las almas buenas de cada generación,

 va haciendo amigos de Dios y profetas. 

28Pues Dios solo ama a quien convive con la sabiduría. 

29Ella es más bella que el sol

 y supera a todas las constelaciones.

 Comparada con la luz del día, sale vencedora,

30porque la luz deja paso a la noche,

 mientras que a la sabiduría no la domina el mal.

8 1Se despliega con vigor de un confín a otro

 y todo lo gobierna con acierto.

 

Hay como una introducción, la primera mitad del versículo 27. Luego va a hablar de las consecuencias de su actividad en las personas (Sb 7,27-28). Y finalmente se fija en toda la creación (Sb 7,29-8,1). Es una sola y puede con todo. Permanece en sí misma. No cambia. Y sin embargo es la que tiene la misión de renovar todo.


Ya dijimos en su momento que ella está actuando constantemente en todas las criaturas, las mantiene en el ser (cfr. Sb 1,7). Y eso lo puede hacer sin salir de sí misma. Sin salir de ella misma es capaz de llegar hasta las almas. Y su efecto más importante es convertir a las personas en amigos de Dios (Sb 7,27). Es decir, la actividad principal de la Sabiduría consiste en convertirte en alguien amable, es decir, alguien a quien Dios pueda amar (cfr. Sb 7,28).


Hemos traducido el verbo final de este versículo 28 como convive. El verbo convivir nos recuerda a un hombre y una mujer que viven juntos. Y con esto empezamos a preparar ya el párrafo siguiente. Y hay otro verbo un poco más abajo que suelen traducir como todo lo gobierna con acierto (Sb 8,1). Y es verdad que se puede traducir así, está bien hecho. Pero este verbo tiene que ver con el que hemos traducido como convive. La raíz de los dos verbos es la misma de la palabra que utilizamos para referirse a una casa. Y este verbo es que se usa para organizar, administrar y gobernar una casa, una familia. Por eso también a veces lo usan para referirse a la alimentación, por ejemplo.


Perdona que te líe con estas cosas, pero creo que vale la pena. Y si te pierdes un poco más sáltate el párrafo que sigue y no preocupes por esto. Todas esta historia quiere decir que cuando traducen todo lo gobierna (Sb 8,1) está bien traducido, es verdad. Pero también es cierto que en el texto original hay una alusión a la tarea de un ama de casa, una esposa, una madre de familia, que se preocupa de que a los suyos no les falte nada. Y eso en la expresión española no aparece. Por eso estoy yo aquí para decírtelo. Faltaría más.


Te digo una cosa más y ya te dejo. El sol es como la criatura más poderosa. El más potente, del que sale toda la energía para los demás. Infalible, siempre por el sitio y a la hora prevista. La base de toda la vida. Pero no es Dios. Más adelante el autor se detendrá en el tema del politeísmo, ya ha avanzado algo anteriormente. Pero aquí zanja la cuestión fácilmente. Incluso el sol es vencido, todos los días, al caer la tarde, la noche lo expulsa del firmamento. Y se tiene que ir. Pero a la Sabiduría nadie la echa fuera.

Kommentare

Mit 0 von 5 Sternen bewertet.
Noch keine Ratings

Rating hinzufügen
bottom of page